sábado, 28 de junio de 2014

Tras la ventana




Miguel Ángel para Amarneciendo


No tuve la suerte de conocer a Miguel en persona, pero sí de conocerlo a través de su legado y de personas que compartieron su vida con él.

Esta fotografía es de las primeras que Luis me enseñó de su álbum familiar. En ella aparece mirado a través de una ventana con la mirada perdida en el horizonte.

Me gusta mirar a través de esa ventana que es la obra de Miguel. En ella veo la vida casi con los mismos colores que Miguel Ángel pintó sus lienzos. Disfruto descubriendo cada cuaderno lleno de muchachas misteriosas, dibujos llenos de sentimientos en color, repletos de historias con miles de personajes que poco a poco vamos descubriendo y, como por arte de magia, se convierten en personas que fueron sus amigos y familiares. 
Me empapo de su poesía y a veces me lleno de melancolía, esa melancolía con la que escriben algunos poetas y se puede sentir en parte de su obra escrita.
Soy  afortunada de poder mirar por esa ventana cada día que publicamos un nuevo post y damos a conocer ese maravilloso artista que fue y es Miguel Ángel Andés

miércoles, 25 de junio de 2014

Diario de poesía "Pepe Utrera, después" (poema cuatro)




Poema cuatro

Es tiempo de existir, es tiempo de morir.
Tus latidos chopinescos ausentan un instante,
un extraño existir que llevamos todos consigo,
un existir de tiempo que renace en cuerpos venideros
y un existir que se prolonga diariamente
en las curvas de nuestra fatigada existencia,
en las curvas musicales
inclinadas dichosamente a la tristeza.
Es tiempo de existir, es tiempo de morir.
Lentamente tus ecos chopinescos,
mientras las hojas muertas revolotean sin cesar
nuestra fatigada melancolía.

Abril 1990,  en Sésamo.


Poesía: Miguel Ángel Andés. Transcripción del casete-diario de poesía "Pepe Utrera, después" (abril 1990-marzo 1993)

Dibujo: Miguel Ángel Andés. Óleo sobre papel. (enero, 1974)


Contacto: amarneciendo@gmail.com

domingo, 22 de junio de 2014

Cinco mil amarneceres


video

Con el vídeo de esta entrada, que recoge todas las imágenes publicadas hasta hoy,  queremos celebrar la visita 5.000 a este blog, el cual comenzó su andadura hace ya casi seis meses. Estos días estoy realizando un curso sobre “Comunicación digital y networking en Internet” y quería aprovechar esta entrada para explicar algunas cuestiones que tienen que ver con sus contenidos, pero también con este proyecto de difundir el legado de mi tío.

Para empezar es necesario un poco de historia personal reciente, sobre todo para los que no nos conocéis. Y lo primero que quiero contaros es que Rita vive en Logroño y yo en Madrid, y que nuestra relación, ahora también de amistad, comenzó allá por octubre de 2012 en un curso de inglés online del que yo era tutor y ella, alumna. Muchas veces la interacción profesor-alumno en este tipo de cursos a través de Internet es muy débil, y no suele pasar del envío y corrección de unas cuantas tareas, pero Rita desde el principio me demostró su afán por aprender y de aprovechar todos los recursos que la plataforma Aula Mentor ponía a disposición de los alumnos para seguir ampliando conocimientos. Su entusiasmo por aprender inglés era tan grande y sincero que nuestra relación prosiguió vía email tras acabar el curso en marzo de 2013.

Rita ya me había contado en algún momento que, aparte de su familia, su vocación principal era la poesía y la pintura, cuando un día le envié el enlace a una antigua web que yo había creado en 2006 con algunos poemas y fotos de cuadros de Miguel Ángel Andés. Fue ese mismo día de abril de 2013, en una conversación de mensajería instantánea (Google Talk, entonces, y Hangouts ahora), cuando surgió la idea de mejorar esa web y de retomar el proyecto, que yo había abandonado hace años, es decir, seguir juntos investigando e indagando sobre la obra y la figura de mi tío.

Empezamos compartiendo (usando Google Drive y Dropbox) documentos, poemas y fotos de Miguel que yo había digitalizado hacía tiempo. Luego, nos pusimos a crear y compartir documentos (con Google Docs). Al principio, empezamos comentando los poemas, dibujos y fotos de Miguel. Después, nos pusimos a buscar información de personas que aparecían en sus escritos. Luego, seguimos ampliando el número de fotos, cuadros y dibujos digitalizados. Un día reaparecieron los cuadernos-diarios de Miguel Ángel, de los que ya hemos hablado. En julio de 2013, Rita bajó unos par de días  a Madrid con su familia. Recuerdo su cara, quería escanear todos aquellos cuadernos en el acto, le habían entusiasmado tanto que afirmaba que era lo mejor de la obra de Miguel, la cual hasta entonces solo había conocido a través de la pantalla de su ordenador.

En Navidad surgió la idea de este blog. Nos pusimos manos a la obra, con la condición principal que ya habíamos pactado: no hay prisa, este es un proyecto para disfrutar. Blogger es una herramienta muy intuitiva que permite trabajar a varios autores a la vez. Hemos ido creando borradores de entradas y consensuando vía chat (al menos una vez por semana) lo que publicábamos. Luego vino la exposición de enero pasado y hoy estamos aquí escribiendo esta entrada conmemorativa.

Rita dice que yo le he enseñado muchas cosas, aparte de darle a conocer la obra de Miguel, de la que se enamoró desde el principio. Rita también afirma que, gracias a mí, también ella se ha lanzado al mundo de Internet. Con su maravilloso blog, donde publica sus poemas y dibujos, ha conseguido contactar con otros artistas de medio mundo y más de 17.000 visitas. Yo digo que, gracias a ella, también he aprendido muchas cosas sobre Arte, pero también de Internet, y que además ella ha sido la artífice de que yo haya vuelto a recuperar un proyecto que me encantaba y que, sobre todo, me ha llevado a volver a escribir.

Para terminar, quiero decir que esta historia es solo un resumen al que le faltan muchos episodios y personajes. Además, estos meses no han sido los mejores para ninguno de los dos por motivos personales que no vienen al caso, pero sí han sido una muestra de que Internet permite hacer cosas que hace unos pocos años eran impensables. Como dice Rita: “Somos equipo”, y está claro que la comunicación digital y el networking han sido las herramientas que lo han permitido. Este proyecto se ha convertido en un buen ejemplo del trabajo colaborativo a través de Internet. Esperamos continuar “largo tiempo” (como dicen los ingleses), puesto que queda mucho que mostrar (y por descubrir) de la vida y obra de Miguel Ángel Andés.



Contacto: amarneciendo@gmail.com

miércoles, 18 de junio de 2014

Olandés (II)




1975 para Amarneciendo


II

extraño espejismo de hembra
forjadora perpetua de haberme sido
coexiste en mi, sólida sangre
fugitivamente amarnecidos


Poesía: Miguel Ángel Andés (Olandés 1976-77)
dibujo: Miguel Ángel Andés  (Bloc de dibujo 1975)


Contacto: amarneciendo@gmail.com

domingo, 15 de junio de 2014

Backstage, 18 enero 2014



muchachas para Amarneciendo
El cartel antes de la inauguración.

vídeo para amarneciendo
Vídeo, probando, probando.

bambalinas para Amarneciendo
Antonio entre bambalinas.

poesía para amarneciendo
Poesía y peluquería, genial combinación.

miguel ángel para Amarneciendo
Ángel, Juanma y Maite..., y un óleo de Miguel Ángel.

peluquería Mode para Amarneciendo
 Peluquería Mode Madrid, un maravilloso espacio para el arte.

dibujos originales para Amarneciendo
 Los dibujos originales, Juanma y Jose.

reencuentro para Amarneciendo
Guillermo, Luis y Rita, feliz reencuentro.


dragones para Amarneciendo
Dragones, familia y amigos rodean al anfitrión.



UN DÍA INOLVIDABLE. GRACIAS.


Contacto: amarneciendo@gmail.com

miércoles, 11 de junio de 2014

Abismaluz (XVII)




1975 para Amarneciendo




XVII

náufragos de célula abierta
eclipsan voraces morada humana



Poesía: Miguel Ángel Andés (Abismaluz 1971, primeras poesías)
Dibujo: Miguel Ángel Andés, Bloc de dibujo 1975


Contacto: amarneciendo@gmail.com

domingo, 8 de junio de 2014

Exposición antológica de 1998



Traemos hoy a este blog dos fotos y un texto que resumen bastante bien lo que significó aquella exposición-homenaje de la que ya hemos hablado en alguna entrada anterior. Del 21 al 30 de mayo de 1998 en la sede de la Agrupación Socialista de Centro, sita en aquel entonces en pleno barrio de Lavapiés, su barrio, estuvo expuesta una muestra muy extensa y siginificativa de la obra de Miguel Ángel Andés.

La inauguración fue un acto emotivo en el que nos juntamos muchas más personas de las que pude imaginar en un principio, pues había pasado casi un año y medio desde la muerte de mi tío. En la foto que encabeza esta entrada puedo distinguir a mi padre, a Guillermo, a algunas de mis primas (sobrinas también de Miguel) y a varios amigos y compañeros del instituto en el que yo trabajaba entonces, aparte de otras personas a las que conocí aquella tarde y de las cuales no recuerdo sus nombres. Es una toma parcial, en la que que no se aprecia la mucha gente que nos reunimos en aquel acto, pero guardo alguna imagen más de aquel día y me sigue impresionando ver sus cuadros en estas fotos, al igual que me sorprendió el hallazgo de ese vídeo que compartimos en el post del 8 de abril, en el que aparece Katarina Danciuk bailando y recitando un poema de Miguel en el ensayo previo a su performance, que desde luego fue uno de los momentos más líricos de la inauguración. Aquí va otra foto que atestigua lo que digo:


Recuerdo que aquella misma mañana del día de la inauguración estuvimos todavía colgando cuadros y preparando carpetas con dibujos y poemas de Miguel. Previamente, habíamos preparado un folleto, con los medios informáticos de aquel entonces, en el que incluimos cinco elementos: una biografía artística del artista, uno de sus dibujos de Gotemburgo (mi favorito, publicado en otro post de abril pasado), el poema nº 39 de su libro Amarneciendo, la foto que aparece en el dominio www.amarneciendo.com y el siguiente texto escrito por uno de sus grandes amigos y también componente del Grupo Prado de Poesía, Pepe Casal, poeta, filósofo y escultor, con el cual también hemos tenido el placer de contactar. Esta elegía, firmada con su sobrenombre, Xosé Azar, dice tantas cosas de Miguel que merece ser el colofón de este post: 


"Miguel Ángel Andés fue una de esas personas diferentes que nacen sólo para el arte, que sólo valen para hacer de su sufrimiento belleza y dárnosla; fuera de la creación se ahogan, como un pobre pez. Miguel desde muy joven se dedicó al teatro, tenía hermosa presencia, una voz serena, pausada, profunda. Leía a los poetas más delicadamente hondos, no tuvo la prudencia de labrarse un porvenir, fue la poesía su afán principal. Son sus poemas la extrañeza de encontrarse como no nacido para 'esto': tiemblo, nada valgo, soportadme como bagatela, nunca he vivido, pero juntos, soñando que siempre, amarneceremos,

"reconociéndonos tiernamente
durante el mientras de azul sin límites”

Pero no sería éste su arte definitivo; necesitaba otro en el que pudiese moldear mejor su anhelo. Las palabras se han inventado para representar conceptos, que hay que combinar trabajosamente construyendo con ellos juicios y razonamientos, de los que la vivencia queda lejana. Él intentaba librarse de esa opresión jugando con la sintaxis, inventando palabras, condensando el sentido. Un día vio que con el bolígrafo, en lugar de poner un renglón debajo de otro, que si los miras nada ves, se puede dibujar el poema y entonces nos llega directamente. Su bohemia por los cafés empezó a poblarse de su extrañamiento en servilletas, cajetillas, cajas de cerillas; su desamparo, en todo lo que lo rodeaba. Después continuó su poesía en dibujos de formato grande, estremecedores; también, en tablas y óleo. Nacen así sus cuadros cósmicos y esas misteriosas cabezas de seres de otro mundo, tiernos, luminosos, monstruosos, desangelados. Consiguió entonces un arte original, que no debe nada a nadie, en el que alcanza la genialidad. Fue su época más plena; luego vino la desgracia, la soledad lo devoró, convirtiéndolo en sombra doliente, y hace dos años se perdió en la noche."


Xosé Azar


Contacto: amarneciendo@gmail.com

miércoles, 4 de junio de 2014

Olandés (X)


Teresa Manzano para Amarneciendo

X

quienquiera que  yo vuelva a ser

he de verte
arañando mis entrañas durante caricia



Poesía: Miguel Ángel Andés (Olandés 1976-1977)

Dibujo: Miguel Ángel Andés, Diario de pintor 1981
serie "muchachas"



Contacto: amarneciendo@gmail.com

domingo, 1 de junio de 2014

Diario de poesía. "Pepe Utrera, después"



Traemos hoy a este blog otra muestra singular de la obra de Miguel Ángel Andés. La imagen que encabeza esta entrada es una copia, que apareció entre otros documentos, de una de las carátulas de los casetes que él mismo denominó "productos" de su "Diario de poesía". El contenido manuscrito es digno de comentar. El título, las dos listas de "personajes" y "amistades", la nota de la parte superior derecha, el precio..., todo parece encerrar episodios de la vida de Miguel, los cuales desconocemos en su mayor parte. Y es por esto que voy a contar otra historia, que también guarda relación con estos casetes.

Recuerdo que a finales de los 80 Maite y yo íbamos de vez en cuando a visitar a mi abuela a su casa de la calle Caravaca. Allí estaba muchas veces mi tío, con su radiocasete de doble pletina, rodeado de libros y papeles, leyendo poemas y escuchando música clásica. Siempre me acordaré de una de esas tardes en las que, hablando de temas diversos, salió a relucir el local de Sésamo y su piano..., y la canción "Alfonsina y el mar",  aquella inmortalizada por Mercedes Sosa. No sé ahora si Pepe Utrera era el pianista que la tocaba cuando Maite y yo íbamos por allí con otros amigos. El caso es que aquella tarde mi mujer, que tiene una memoria prodigiosa para la poesía, las canciones, las zarzuelas..., comenzó a recitar y cantar con Miguel. Las horas se pasaron volando. Miguel nos grabó en algunos momentos, entre los que recuerdo aquella preciosa y triste canción cantada por Maite que quedó en una de esas cintas de casete. 
Luego, supimos que Miguel comenzó a vender aquellos casetes a familiares y amistades, y en sus cuadernos personales a partir del año 90 aparecen anotaciones de ello. Sé que conservo alguna de esas cintas en una caja con cosas de Miguel que todavía no he abierto. La sorpresa ha sido cuando Guillermo, del que ya hemos hablado en este blog, nos escribe diciendo que ha estado escuchando uno de esos "Diarios de poesía" y transcribiendo parte de su contenido. ¡Y qué casualidad! La cinta en cuestión es la de esta carátula. Nos ha mandado algunos poemas inéditos. Su tono es completamente distinto a la otra poesía de Miguel que conocemos, la tristeza por la muerte de su amigo parece más prosa poética. He aquí dos muestras:


Abril 1990, en Sésamo.


Poema cuatro


Es tiempo de existir, es tiempo de morir. Tus latidos chopinescos ausentan un instante, un extraño existir que llevamos todos consigo, un existir de tiempo que renace en cuerpos venideros y un existir que se prolonga diariamente en las curvas de nuestra fatigada existencia, en las curvas musicales inclinadas dichosamente a la tristeza. Es tiempo de existir, es tiempo de morir. Lentamente tus ecos chopinescos, mientras las hojas muertas revolotean sin cesar nuestra fatigada melancolía.





Noviembre 1991, Plaza de Santa Ana.


Pepe Utrera, después


Ya no se oye el piano, ya no se escuchan tus dedos de París, ya no se vislumbran tus amigas enamoradas, ya se fue para siempre Valentina del clamor de París, y también se fueron los espectros de tu música, se fue la crueldad.
El otoño oscuro lo envuelve todo y los encuentros reales del amor perdido. Lo deja todo lentamente construido, lo deja todo lentamente amortecido. 


Contacto: amarneciendo@gmail.com